LA MONTAÑA RUSA DEL GOBIERNO RESPECTO DE LAS CLÁUSULAS SUELO


El Gobierno del Estado sigue deshojando la margarita: enfrentamiento con los bancos; enfrentamiento con las personas usuarias de la banca; ó inacción. A estas alturas del partido la insatisfacción generada ya no tiene arreglo. Y es que la interpretación de la actitud de los diversos Ministros y responsables públicos que están interviniendo en este debate es indecente: El 21 de diciembre, al conocerse la sentencia de magnitud 7, fue el Ministro de Justicia que valoraba que el tema de las cláusulas suelo era un tema sobre el que el Gobierno no podía pronunciarse por afectar estrictamente a particulares, (bueno, olvidaba el Ministro, que unos sometidos a una serie de reglas de órganos reguladores públicos y teóricamente independientes que deberían haber velado para que esta situación no se hubiera producido, y una vez detectada, por haber hallado una solución satisfactoria para el público a proteger: los consumidores). Luego vino la aprobación del Código de Buenas Prácticas, con el lirio en la mano. Más tarde, y ante las diversas posiciones políticas adoptadas por los grupos del Congreso, se valoró la necesidad de intervenir y dar una respuesta para defender a los usuarios de servicios bancarios. Pero, de nuevo, otro Ministro polémico, el de Hacienda, consideró que su Ministerio tenía que participar en el festín obteniendo las correspondientes aportaciones de los contribuyentes. Por último, el Ministro de Economía vocea que su Departamento ha elaborado un Decreto-Ley para tratar de dar una solución favorable a los consumidores estableciendo un procedimiento paralelo y extrajudicial que será “la leche”. Y entonces llega la inacción: hay que esperar, el viernes, el Consejo de Ministros consideró que no había llegado el momento de aprobar el Decreto-Ley, que lo pasamos a la próxima semana, o no.


Las informaciones sobre el procedimiento paralelo y extrajudicial son negativas para las personas usuarias de servicios bancarios: Se tratará de obligar a las mismas a entrar en un proceso de negociación con las entidades bancarias, que aunque manifestaran el día 21 de diciembre que tenían planes de contingencia para asumir el resultado de la sentencia, y tranquilizar a los inversores, pese a dejarse en algún momento alguno de los bancos más afectados, más de un 10% de su valor en bolsa, resulta que tienen las cajas vacías.


¿Qué alternativas tienen los bancos? Si se trata de negociar tendrán muchas: La primera será no reconocer los derechos de cientos de miles de personas que contrataron estos préstamos hipotecarios de forma errónea, algunos poco informados, otros nada informados, y muchos simplemente burlados con el establecimiento de cláusulas que no reaccionaban ante las bajadas de tipos de interés. En los últimos días comienzan a escucharse los argumentos jurídicos en defensa de la banca:

1.- Algunos explican que la cláusula suelo no fue más que una mejora para los clientes, una forma de conseguir un diferencial más bajo en la hipoteca. Pero si esto es así, ¿Por qué había bancos que no las incluían, y sin embargo facilitaban diferenciales iguales o más bajos?

2.- Otros indican que hay que huir de la aplicación automática de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, valorando si realmente la cláusula incorporada en la hipoteca fue abusiva; y no fue comprendida por el firmante del préstamo. Más demora, más lucha innecesaria.


El Gobierno, si aprueba el proyecto que actualmente se está elaborando en los términos que se han ido filtrando, favorecerá a la banca, y lo hará por dos razones:

- La primera porque en lugar de establecer un sistema que fomentara con intensidad la devolución de las cantidades cobradas incorrectamente más sus intereses correspondientes, establece la necesidad de negociar, por lo tanto reduce la posición de partida de las personas usuarias de servicios bancarios y las obliga a tratar de llegar a un entendimiento. Aquí se abonarán las soluciones que actualmente los ingenieros financieros que idearon las diversas cláusulas con sus variopintas terminologías están trabajando con ahínco: Devolución diferida; Quitas sobre la deuda; No devolución de Intereses; Renegociación del diferencial; Conversión del interés variable en interés fijo. Soluciones todas ellas que requieren de un nivel de conocimientos medio-alto por parte de los usuarios y que permite a los bancos encontrar una nueva rendija, convertida en sima por la posición gubernamental de defensa del sector financiero, con la sempiterna explicación del riesgo sistémico.

- La segunda, porque en el caso de no llegar a un acuerdo establece una serie de normas sobre la aplicación o no de las costas judiciales a aquellas personas que acudan a los Juzgados a reclamar sus derechos. Corresponde a los Tribunales fijar las costas por vencimiento de la acción o modularlas en función de las circunstancias del caso. Establecer un nuevo sistema de atribución distorsionará el sistema, y lo hará nuevamente en beneficio de los bancos, no de los usuarios.


Nos queda otra semana de declaraciones y contradeclaraciones; de globos sonda y rectificaciones; de seguir defendiendo intereses opacos frente a personas que han visto triunfar una pretensión que no tenía visos de llegar a vencer. Y mientras tanto la montaña rusa sigue subiendo y bajando sin saber si es mejor una dirección u otra, o mejor quedarse quietecitos.


PD: Y los Notarios y Registradores recibirán su correspondiente estirón de orejas: gratuidad de aranceles, y si no que hubieran explicado mejor las obligaciones derivadas de las escrituras de los préstamos hipotecarios. Hay para todos, pero para algunos más que para otros.

#CLÁUSULASABUSIVAS #CLÁUSULASSUELO #HIPOTECAS #DERECHOBANCARIO

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2020 by Joan Josep Pérez-Montes García.  Col·legi Advocacia Barcelona. Col·legiat 20656 created with Wix.com

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now